Ir al contenido

¿Como aumentar las ventas en mi Tienda Virtual?

¿Como puedo aumentar ventas? Esta es una de las preguntas, si tienes un comercio electrónico, que te resuenan en la cabeza en las noches de insomnio, que te obsesionan en la mañana cuando te metes en la ducha, que ves hasta de manera alucinógena en los sobrecitos de azúcar del café del bar. Tu cabeza no puede preguntarse como se creo el universo o quien inventó los desodorantes que no manchan la ropa, porque todas tus dudas existenciales pasan por una pregunta inicial ¿Como vendo más?

Estaría bien decirte ahora que no lo sé y acabar aquí el post … Pero creo que vas a agradecer más los 4 consejos que nadie te dio cuando abriste tu tienda virtual!

Vamos por faena! Primero decirte que no voy a entrar en cosas básicas que se supone que ya haces bien y que ya sea porque en su día contrataste a una empresa para que te arrancara la tienda o bien porque las has ido corrigiendo (una interfaz amigable, buen posicionamiento en los motores de búsqueda, buena promoción en redes sociales, ratio de respuesta, estrategia Social Media …) Mas bien nos centraremos en aquellas tiendas que ya llevan un rodaje, que se han quedado estancadas y que no logran aumentar las ventas.

Antes de todo, y como debería ser siempre en el mundo de los negocios, pongámonos en la piel del comprador de tu tienda por un momento. Probablemente se te va a hacer más fácil si eres un frecuente  comprador virtual, pero igualmente pregúntate: ¿Como es el tipo de cliente que entra en mi web? Quizás, si ya estas en una etapa avanzada, habrás tenido la oportunidad de hacer un perfil de tu comprador medio, para poder segmentar con más eficacia. Pero nos referimos a los motivos que hacen que esta persona compre por Internet y no en una tienda. Podríamos concluir que hay 3 tipos de “compradores tipo”, generalizando mucho, en el comercio electrónico, el ocupado, el “manta” y el caza-precios. El ocupado, es un perfil de persona demasiada ocupada para desplazarse a comprar físicamente un producto y prefiere hacerlo on-line, de esta forma puede mantenerse en sus actividades sin dedicar mucho tiempo a la compra del producto. El “manta”, quizás dispone de mucho tiempo para ir a comprar físicamente, pero en definitiva, no le apetece. Prefiere hacerlo desde el sofá de su casa con su “mantita” sin levantarse ni pestañear y con todas las comodidades del mundo. Y el caza-precios es el que compra en Internet para obtener mejores descuentos que en la tiendas físicas. Sea cual sea de lo tres, hacerle más fácil la compra en tu tienda virtual es esencial.

Simplifica el registro. No hablamos de el registro que tienen que hacer para efectuar la compra final del producto, ya que aquí es esencial una información mínima para el pago y la facturación. Nos referimos a un registro al inicio de la visita a nuestra tienda o para poder ver un producto. Este registro a de ser muy sencillo, casi sin esfuerzo, como podría ser un registro con la cuenta Google+ o bien con la de Facebook. Si efectuamos este registro inicial obtenemos muy buenos resultados y información que luego puede ser muy relevante. Primero, si el cliente hace este registro inicial ya tiene la sensación del trabajo medio hecho, incluso después en el registro de compra, el lugar con más abandono de una tienda virtual, algunos datos básicos pueden estar extrapolados, con lo que hace más rápido el registro de pago (para los ocupados) y más cómodo (para los “mantas”).

Simplifica la navegación. Cuando compramos en una tienda virtual, no estamos jugando a Mario Bross, con lo que no nos da un placer especial pasar muchas pantallas para realizar la compra. Ha de ser tan sencillo como coger el producto de una estantería y llevártelo. Quizás seria conveniente una “caja rápida”en nuestra tienda,  en forma de barra latera, en la que poder hacer la compra inmediata en el momento que deseemos sin necesidad de buscar donde esta mi carrito. Hazlo fácil y rápido, los “mantas” y los ocupados te lo van a agradecer mucho.

Simplifica el pago. Te lo diré rapeando, “es Vital que tengas PayPal”. (Ya lo sé… no me puedo ganar la vida de rapero…) Pero ¿porque PayPal?,  si ya tengo el pago con Visa, Mastercard, y con todos los certificados que existen en el mundo. Es una cuestión de sencillez, comodidad y rapidez. El paso con más abandono de una compra on-line es cuando has de poner el número de la tarjeta de crédito, ya sea porque no la tienes a mano, o porque no te gusta esa forma de pago. Y es lógico, si eres un “manta” te da palo levantarte en ese momento a buscar la tarjeta de crédito y los pospones para más tarde. Y si eres un “ocupado”, es muy probable que estés realizando la compra mientras estas esperando una reunión (o en medio de ella), o en cualquier otra situación en la que es complicado sacar una tarjeta de crédito y escribir los 20 números. Otro método, pero que podría  por otro lado aumentar la ratio de devoluciones, es el pago contra-rembolso.

El síndrome del carrito abandonado. ¿Y esto que es lo que es? Serian todos aquellos clientes que, primero encuentran tu tienda entre un mar de tiendas virtuales,luego  eligen la tuya entre todas ellas, después encuentran el producto que desean en ella y lo meten en el carrito y después de tanto trabajo y esfuerzo por ambas partes… abandonan la compra y no acaban de realizarla. Pues bien, con los tres consejos anteriores, de seguro que vamos a mejorar nuestra efectividad y reducir los “carritos abandonados”, pero no podremos conseguir que no haya alguno por ahí. Considerando esto, y que ya hemos puesto en marcha un registro sencillo inicial, vamos a valorar la posibilidad de realizar una acción de disparo a aquellos clientes con un carrito abandonado. El método más utilizado es el un email directo, pero no ha de ser tan directo… No podemos mandar un email y decir: Oye, que te has olvidado de comprar!! Ha de ser un email de agradecimiento, donde expresemos nuestra filosofía, nuestra disposición, la disponibilidad de los productos que busca o incluso algún descuento o promoción que pueda interesarle, todo seguido de un enlace para que pueda retomar la compra de una forma amigable y sencilla.

Conoce a tus clientes y céntrate en  ayudarlos a que te compren más!!

Publicado enMarketing de contenidosMarketing digitalSocial Media

Se el primero en comentar

Deja un comentario